EN 7 DÍAS, EL CORONAVIRUS DEMUESTRA LA ANACRONÍA DEL SISTEMA PÚBLICO DE SALUD Y DE LAS LEYES LABORALES DE EEUU. – Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio

EN 7 DÍAS, EL CORONAVIRUS DEMUESTRA LA ANACRONÍA DEL SISTEMA PÚBLICO DE SALUD Y DE LAS LEYES LABORALES DE EEUU.

Alejandro Villamar

ALAI NET

16/03/2020

El aumento de 10 veces en el número de casos confirmados en EEUU, en los pasados 7 días (de 164 a 1,629 casos), o 4 veces en el número de fallecidos (de 11 a 41 personas) y la dúplicación del número de Estados afectados (de 19 a 47), han mostrado la erronea política de atención al coronavirus por parte de la administración de D.Trump.

A la par de esos datos oficiales del CDC (Centro de Atención y Prevención de Enfermedades de EEUU https://bit.ly/2IIEmNp ), las escasas medidas de atención gubernamental y la campaña mediática centrada principalmente en vincular al COVID-19 con su impacto en las finanzas y la economía y no en informar y orientar a la población, o de influir por cambios mayores en atención a la salud pública frente a la pandemia, ha provocado naturalmente que dos tercios de los estadounidenses estén preocupados por la posibilidad de contraer el virus. https://abcn.ws/2WcrjMr

Las raíces de la escasa atención de la propagación, la prevención y contención del COVID-19 se ubican en  la larga oposición gubernamental para adoptar los cambios crecientemente reclamados de acabar con la privatización de la atención médica, los monopólios de aseguradoras y farmacéuticas y aprobar la iniciativa de atención universal de salud (conocida como Medicare for All. https://bit.ly/2vkYCBL).  

Empero, el aumento de la preocupación ciudadana y la perdida de legitimidad de la política gubernamental aumentando el riesgo electoral de D. Trump, así como de la presión oportuna de candidatos demócratas, destacadamente Bernie Sanders, y legisladores federales, encabezados por la jefa de la Cámara Baja, a obligado, este 13 de marzo, al presidente a adoptar medidas de emergencia nacional https://abcn.ws/39LuvCu

El acuerdo de emergencia nacional decretado es un paso adelante:

a) permite obtener rápidamente $ 50 mil millones a los estados, territorios y localidades”,

b) expande la capacidad de prueba de coronavirus -hasta ahora restrinjida a quienes podían pagar sus altos costos-, creando una nueva asociación con el sector privado para aumentar y acelerar enormemente la capacidad para detectar el coronavirus.

c) pretende que los hospitales “activen su plan de preparación para emergencias, de modo que puedan satisfacer las necesidades de los estadounidenses en todas partes”

d) “El Secretario del HHS podrá enviar de inmediato las revisiones de las leyes y reglamentos aplicables para dar a los médicos, hospitales, todos los hospitales, y los proveedores de atención médica tienen la máxima flexibilidad para responder al virus y atender a los pacientes “, entre ellas, “el poder de renunciar a ciertos requisitos de licencia federal para que los médicos de otros estados puedan brindar servicios en los estados con mayor necesidad “.

e) Al parecer, el acuerdo incluye el que el gobierno “renunciaría a los intereses de todos los préstamos federales para estudiantes para aliviar la carga financiera” de los estadounidenses con grandes responsabilidades hasta una fecha por determinar.

Al otorgar amplios poderes al Secretario de Salud, D. Trump retrocedio y acepto la crítica de senadores de su propio partido de dejar la comunicación y dirección de la política contra el COVID-19 a los especialistas, como el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. https://bit.ly/3aUUOq1

Sin embargo, hoy que se quieren instrumentar diversas medidas de contención entre ellas, el aislamiento y la cuarentena a personas con COVID-19 corroborado, a sus contactos, o peor aún a poblaciones enteras, las grandes lagunas o huecos en las leyes laborales, como, por ejemplo, las licencias medicas con pago por enfermedad se convierte en una evidencia más de la obsolesencia de la legislación laboral y derechos humanos en uno de los famosos países del llamado primer mundo.

“En los Estados Unidos, millones de estadounidenses carecen de licencia remunerada por enfermedad .  Muchas de estas personas trabajan en trabajos que no se pueden hacer de forma remota, como los de la industria de servicios cara a cara o los que trabajan en la economía de los conciertos.  Sin licencia por enfermedad remunerada o alguna forma de compensación, las personas asintomáticas pueden ir a trabajar, sin tener en cuenta una orden de cuarentena del gobierno. Solo un estado, Massachusetts, brinda apoyo económico a las personas en cuarentena, un total de $ 2 por cada día hábil, de conformidad con una ley promulgada en 1907. https://bit.ly/2wQDDHr

El Centro Nacional de Prevención de Enfermedades (CDC) puede estar adoptando pautas que exigen entornos de trabajo flexibles y políticas liberales para ausentes por enfermedad, pero muchos estadounidenses temen ser despedidos de sus trabajos si no se presentan a laborar. 

La mayoría de las leyes estatales permiten a los empleadores despedir empleados sin un contrato de trabajo por cualquier motivo, incluida la ausencia del trabajo. Solo 10 estados tienen leyes que prohíben a los empleadores discriminar a las personas en cuarentena. Iowa prevé la reincorporación, y Massachusetts, Minnesota y Nueva Jersey permiten a los empleados recuperar los salarios perdidos. Cada estado debe promulgar una ley de protección general que prohíba a los empleadores discriminar a los trabajadores en cuarentena.

Sin un alto nivel de cumplimiento de la cuarentena en poblaciones elegidas, la efectividad es inversa. Por lo tanto se evidencia tanto la ausencia de un derecho universal reconocido por la ONU como la licencia por enfermedad, como la llegada de la circunstancia favorable para hacerla efectiva en la todavía primera potencia económica del mundo, así lo sentencian Mark A. Rothstein y Herbert F. Boehl especialistas en Derecho y Medicina y Política y Derecho de la Salud, de la Universidad de Louisville.

A.Villamar/RMALC. 13/03/2020

https://www.alainet.org/es/articulo/205259

Leave a reply

Organizaciones a las que pertenecemos: