Boletín Alternativas No. 109 DONALD TRUMP, EL COMPLEJO INDUSTRIAL MILITAR Y EL TRATADO DE LIBRE COMERCIO DE AMÉRICA DEL NORTE

 


DONALD TRUMP, EL COMPLEJO INDUSTRIAL MILITAR

Y EL TRATADO DE LIBRE COMERCIO DE AMÉRICA DEL NORTE[1]

Seguridad, militarización y migración

Bajo un discurso (apariencia) racista, xenofóbico, proteccionista y errático, el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump sólo oculta el impulso de políticas neoliberales de los intereses (esencia) de la fracción trasnacionalizada de la burguesía estadounidense, que es parte de la Clase Capitalista Transnacional, de la cual él mismo es miembro activo[2], lo que puede verse en los miembros del gabinete que ha nombrado y en algunas medidas tomadas en favor del Complejo Industrial Militar y del capital transnacional.

Durante su campaña electoral, Donald Trump prometió incrementar el presupuesto militar para hacer a Estados Unidos nuevamente grande; así como deportar a millones de inmigrantes irregulares y construir un muro a lo largo de la frontera con México, haciendo pagar a este país por ello.

Donald Trump está estrechamente vinculado a los sectores de las industrias de la construcción y de defensa de la fracción transnacional de la burguesía estadounidense. Por ello, cuando asume la presidencia una de las primeras medidas que impulsa el 25 de enero, es la firma de dos órdenes ejecutivas en las que se especifica el inicio de la construcción del muro entre los dos países; la creación de más centros de detención para los inmigrantes que cruzan la frontera sin documentos, ampliar las facultades de los agentes fronterizos y retirar fondos federales a las Ciudades Santuario (que protegen a los inmigrantes indocumentados) que se nieguen a cooperar con el gobierno federal en la aplicación de las leyes migratorias para la deportación de inmigrantes indocumentados y la negativa de otorgar asilo a personas procedentes de países considerados como terroristas. Trump dijo que la construcción iniciaría tan pronto como fuera posible y que Estados Unidos podría pagar la construcción, aunque eventualmente México tendría que reembolsar ese dinero a Estados Unidos[3].

El 16 de marzo, Trump presentó al Congreso el primer proyecto de presupuesto para el año fiscal de 2018 (1 octubre 2017-30 septiembre 2018), en el cual incluye 2 mil 600 millones de dólares estadounidenses (mdd) para la construcción del muro fronterizo, el cual está valorado en 21 mil mdd. El plan de Trump es completarlo en 10 años. Se calcula en 50 mil mdd el gasto para la “securitización” de la frontera, de los cuales un 40% sería para la construcción del muro.

 

CONTINUA….

Bajar revista en pdf aqui

 

Leave a reply

Organizaciones a las que pertenecemos: